Semana Santa

Santa_Misa
Mié, 17/04/2019 - 10:24
Webmaster
COMPARTIR

En esta Semana Mayor aprovechamos la presencia del padre Juan Guillermo García para que nos contara varios detalles del significado de esta celebración católica que a veces pasamos desapercibidos. Esto fue lo que nos contó:

La SEMANA SANTA no la podemos ver aislada sino que viene en un proceso de preparación desde el miércoles de ceniza. Son 40 días de invitación a la conversión, la penitencia y la oración con ayuno y abstinencia. Son aptitudes para una mejor disposición a una celebración que es grandiosa. En ese tiempo de cuaresma se utiliza el color morado como ornamento litúrgico.

El domingo de ramos se cierra la cuaresma, es la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén una entrada triunfal sin bombos ni platillos sino a lo pobre, a lo humilde en un burrico. La gente coge ramas y las bate saludando; los apóstoles tiran sus mantos para que él avance en el burrito sobre un tapete de mantos o de capas y entra a Jerusalén con ese gesto, con ese acto litúrgico del domingo de ramos y se inaugura la Semana Santa.

Vienen tres días, que son tres días de celebración litúrgica, de acontecimientos que se dieron en esta antesala a los momentos importantes de la Semana Mayor que son el JUEVES SANTO, el VIERNES SANTO y el SÁBADO víspera de domingo. Cada día tiene un acontecimiento.

JUEVES SANTO: Este día se celebra la institución del sacerdocio, institución de la eucaristía y el mandamiento del amor. En la última cena, Jesús lava los pies de sus discípulos; Jesús presenta el pan y el vino como signos de su presencia permanente, cuerpo y sangre para alimentar y ser comido y Jesús pide que se viva realmente el amaos los unos a los otros como él ha amado y ha demostrado con un gesto de humildad, lavando los pies de los discípulos.

Jesús eucaristía queda en el sagrario central para ser adorado y velar con él. Es el momento previo a quedar detenido. Toda la noche está expuesto el santísimo en todas las parroquias para ser venerado y adorado y entonces es cuando la gente dice voy a visitar al monumento; el monumento es la presencia de Cristo en la eucaristía. Se cierra la Iglesia en la noche o en la madrugada y empieza la ceremonia del Viernes Santo.

VIERNES SANTO: Este día no hay misa. Hay un oficio litúrgico que es la lectura de la pasión, la adoración de la cruz y la comunión. La comunión es la reserva del Santísimo que ha quedado del día anterior. La ceremonia empieza con una postración, se lee la pasión, se hace la oración de los fieles, se presenta la cruz como signo de  salvación para ser venerada por los fieles. Es cuando se hace una fila y se besa el crucifijo. Ya Cristo ya ha muerto. Se reparte la comunión, no hay cantos; es un oficio litúrgico muy sobrio. Después de la comunión se despide a la gente y se espera para la vigilia pascual.

La VIGILIA PASCUAL es la misa de resurrección. Se celebra como a partir de las seis de la tarde según las regiones, si es en el campo o si es en la ciudad a las ocho o a las diez de la noche, para que coja sábado a domingo. Allí entonces, se bendice el fuego y el agua; se enciende el cirio pascual que es el signo del resucitado, es la luz de Cristo.

El CIRIO PASCUAL representa el momento nuevo, que se está viviendo en la liturgia. Se va entrando a la Iglesia con el cirio pascual y se van encendiendo las velas. En esta ocasión en algunas parroquias hay bautismos, ya se ha bendecido el agua, entonces se presentan los niños para el bautismo o los mayores que se llaman catecúmenos, personas mayores que han hecho un proceso de catequesis o catecumenado y se bautizan en esa fecha. Se hace profesión de fe, el credo solemne, se renueva el bautismo. Renovar el bautismo es renovar las promesas bautismales y se hace aspersión con el agua bendita para todos los fieles.

Continúa la eucaristía. Hay un canto que se llama el Pregón Pascual, que es un canto hermosísimo de mucha tradición donde se narra toda la historia de salvación hasta Cristo resucitado. Es bellísimo ese canto. Se termina la misa, Podéis ir en Paz, Aleluya, Aleluya, Demos gracias a Dios, Aleluya, Aleluya. Este es el día más importante.

COMPARTIR